miércoles, 6 de noviembre de 2013

CONVENIO MULTILATERAL IBEROAMERICANO DE SEGURIDAD SOCIAL

En la Declaración de Asunción (numeral 45), correspondiente a la XXI Cumbre Iberoamericana de Jefes de  Estado y de Gobierno acordaron “Destacar la entrada en vigor el 1º de mayo de 2011 del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, adoptado el 10 de noviembre de 2007, en la Cumbre de Santiago de Chile, y de sus respectivos Convenios de Aplicación, y alentar a aquellos Estados que aún no lo  han hecho a considerar su adhesión a este instrumento internacional”. 

Primera Reunión del Comité Técnico Administrativo del Convenio Multilateral 
Iberoamericano de Seguridad Social 

Conforme lo preceptuado en el artículo 23 del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, la Secretaría General de la OISS ha convocado el 7 de marzo del 2012, en Montevideo, Uruguay la reunión constitutiva del Comité Técnico Administrativo. En esta primera reunión el Comité previsto en el Convenio y en su Acuerdo de Aplicación estudiará, y, en su caso, aprobará sus Estatutos de funcionamiento (cuyo borrador ha sido elaborado y circulado previamente por la Secretaria General de la OISS) de acuerdo con el apartado 2 del citado artículo. 

Asimismo, la reunión tiene como propósito, el estudio, discusión y, en su caso, aprobación de los documentos y formularios de enlace que deben utilizarse en la aplicación del Convenio en los ocho países en los que actualmente está ya en plena vigencia: Bolivia, El Salvador, Brasil, Chile, Ecuador, España, Paragua y Uruguay. 

A la reunión están convocados los representantes de las Autoridades Competentes designadas por los Estado Parte, de acuerdo con el Anexo I del Acuerdo de Aplicación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social, así como los consejeros que éstos estimen convenientes. 

La puesta en marcha del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social ha transitado un laborioso camino, desde que en la V Conferencia de Ministros y/o Máximos Responsables de Seguridad Social y XV Cumbre Iberoamericana de Salamanca (2005) surgió el proyecto de elaborar un instrumento multilateral de seguridad social que protegiese a la población emigrante, hasta la aprobación del texto del convenio en la VI Conferencia de Ministros en Iquique y XVII Cumbre de Santiago (2007) y la posterior adopción del contenido de su Acuerdo de Aplicación en la VIII Conferencia de Ministros y XIX Cumbre en Estoril (2009). 

Un periodo de más de cuatro años de trabajo, que ha cristalizado en la posibilidad de disponer de una herramienta internacional de seguridad social, fruto de la decisión política y del intenso trabajo desarrollado conjuntamente por las instituciones, autoridades y expertos de los distintos países de Iberoamérica, que mejorará la protección social de varios millones de ciudadanos iberoamericanos. 

La situación del Convenio en la actualidad es la siguiente: 
  • Han suscrito el Convenio: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. 
  • De estos países, doce lo han ratificado por sus órganos legislativos. 
  • Han suscrito el Acuerdo de Aplicación del Convenio aprobado por la VII Conferencia Iberoamericana de Ministros y Máximos Responsables de la Seguridad Social: Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, España, Paraguay, Uruguay, El Salvador y Portugal. 


Así pues, el Convenio está plenamente operativo entre Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, España, El Salvador, Paraguay y Uruguay. 

En este contexto, la Comunidad Iberoamericana, podrá beneficiarse de este Convenio, como instrumento jurídico que evita la pérdida de derechos en materia de pensiones de vejez, incapacidad, muerte y sobrevivencia de la población migrante y sus familias, al posibilitar la acumulación de los períodos cotizados en distintos Estados para la obtención de las prestaciones, dando la alternativa de percibirlas en un país distinto de aquel en el que se generaron, estableciendo como principio básico la igualdad de trato de todas las personas, cualquiera que sea su nacionalidad. 

Este instrumento jurídico de especial relevancia para la Comunidad Iberoamericana, puede beneficiar potencialmente a más de 611 millones de personas de la Región, es un elemento fundamental de cohesión social, al tiempo que promueve un sentido de pertenencia a una Comunidad propia e infunde una cierta noción de ciudadanía iberoamericana. 



Boletín Informativo de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social. Febrero 2012, 
Estado de situación actualizado al 16/10/13, 

martes, 5 de noviembre de 2013

DEFINICIÓN DE SEGURIDAD SOCIAL

Es un Sistema de Seguros perteneciente al Estado que proporciona recursos financieros y servicios médicos a las persona impedidas por enfermedad o por accidente. Los sistemas sanitarios se coordinan a menudo con otros mecanismos de seguridad social como programas de pensiones de subsidio al desempleo y de compensaciones laborales.

El Departamento de Seguridad Social de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), Ginebra, en conjunto con el Centro Internacional de Formación de la OIT, con sede en Turín y la Asociación Internacional de la Seguridad Social (AISS), en Ginebra publicaron en 1991 un interesante documento titulado "Administración de la seguridad social". De este documento se transcribe:

"Una definición de Seguridad Social ampliamente aceptada es la siguiente":

"Es la protección que la sociedad proporciona a sus miembros mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos".

Nélsida Marmolejos favorece revisar Ley de Seguridad Social





Nélsida Marmolejos
Por Redacción
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La directora de la Dirección de Defensa de los Afiliados del Seguro Nacional de Salud (Dida), Nélsida Marmolejos, favoreció este jueves la propuesta de modificar la ley que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social.
Marmolejos entiende que la seguridad social tiene problemas que son propicios de revisar en el Congreso Nacional. 
La funcionaria fue invitada por la comisión especial de la Cámara de Diputados que analiza los obstáculos que contiene la Ley  87-01. Para este viernes están invitados los representantes de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

lunes, 4 de noviembre de 2013

AIRD pide discutir modificación de ley de seguridad social Santo Domingo

Santo Domingo
Listin Diario
Encomia y negocios 4 Noviembre 2013

La directora ejecutiva de la Asociación de Industrias de República Dominicana, Circe Almánzar, pidió al Senado de la República consensuar con los distintos sectores el proyecto de modificación a la Ley General de la Seguridad Social que contempla reducir los beneficios que obtienen las administradoras de fondos de pensiones por su intermediación en la actividad.

La dirigente empresarial consideró que el proyecto fue aprobado de manera apresurada y refirió que en materia de seguridad social y laboral todas las aprobaciones de proyectos de leyes y sus modificaciones deben realizarse de manera consensuada para no perjudicar a ningún sector en particular.

“Una modificación a la ley de seguridad social debe ser el resultado de discusiones tripartitas consensuadas por las administradoras de pensiones, patronos y obreros, no hacerse de manera unilateral porque afecta a la mayoría de los trabajadores y a todo el sector productivo nacional“, expresó Almánzar.

La decisión de la Cámara de Diputados de aprobar la modificación a dicha ley que contemplaría reducir el margen de beneficio que obtienen las administradoras de pensiones de los trabajadores que cotizan en la seguridad social, ha sido criticado por representantes de distintos sectores, principalmente de los empleadores, que consideran debió ser consensuada.

AIRD pide discutir modificación de ley de seguridad social 

sábado, 20 de abril de 2013

OBJETIVO DE LA LEY 87-01

La ley 87-01 tiene por objeto establecer el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) en el marco de la Constitución de la República Dominicana, para regularla y desarrollar los derechos y deberes recíprocos del Estado y de los ciudadanos en lo concerniente al financiamiento para la protección de la población contra los riesgos de vejez, discapacidad, cesantía por edad avanzada, sobrevivencia, enfermedad, maternidad, infancia y riesgos laborales. 


El Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) comprende a todas las instituciones públicas, privadas y mixtas que realizan actividades principales o complementarias de seguridad social, a los recursos físicos y humanos, así como las normas y procedimientos que los rigen.

Principios Rectores del Sistema Dominicano de Seguridad Social, Art. 3 Ley 87-01



El Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) se regirá por los siguientes principios:

• Universalidad:
El SDSS deberá proteger a todos los dominicanos y a los residentes en el país, sin discriminación por razón de salud, sexo, condición social, política o económica;

• Obligatoriedad:
La afiliación, cotización y participación tienen un carácter obligatorio para todos los ciudadanos e instituciones, en las condiciones y normas que establece la presente ley;

• Integralidad:
Todas las personas, sin distinción, tendrán derecho a una protección suficiente que les garantice el disfrute de la vida y el ejercicio adecuado de sus facultades y de su capacidad productiva;

• Unidad:
Las prestaciones de la Seguridad Social deberán coordinarse para constituir un todo coherente, en correspondencia con el nivel de desarrollo nacional;

• Equidad:
El SDSS garantizará de manera efectiva el acceso a los servicios a todos los beneficiarios del sistema, especialmente a aquellos que viven y/o laboran en zonas apartadas o marginadas;

• Solidaridad:
Basada en una contribución según el nivel de ingreso y en el acceso a los servicios de salud y riesgos laborales, sin tomar en cuenta el aporte individual realizado; de igual forma, cimentada en el derecho a una pensión mínima garantizada por el Estado en las condiciones establecidas por la presente ley;

• Libre elección:
Los afiliados tendrán derecho a seleccionar a cualquier administrador y proveedor de servicios acreditado, así como a cambiarlo cuando lo consideren conveniente, de acuerdo a las condiciones establecidas en la presente ley;

• Pluralidad:
Los servicios podrán ser ofertados por Administradoras de Riesgos de Salud (ARS), Proveedoras de Servicios de Salud (PSS) y por Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), públicas, privadas o mixtas, bajo la rectoría del Estado y de acuerdo a los principios de la Seguridad Social y a la presente ley;

• Separación de funciones:
Las funciones de conducción, financiamiento, planificación, captación y asignación de los recursos del SDSS son exclusivas del Estado y se ejercerán con autonomía institucional respecto a las actividades de administración de riesgos y prestación de servicios;

• Flexibilidad:
A partir de las coberturas explícitamente contempladas por la presente ley, los afiliados podrán optar a planes complementarios de salud y de pensiones, de acuerdo a sus posibilidades y necesidades, cubriendo el costo adicional de los mismos;

• Participación:
Todos los sectores sociales e institucionales involucrados en el SDSS tienen derecho a ser tomados en cuenta y a participar en las decisiones que les incumben;
• Gradualidad:
La Seguridad Social se desarrolla en forma progresiva y constante con el objeto de amparar a toda la población, mediante la prestación de servicios de calidad, oportunos y satisfactorios;

• Equilibrio financiero:
Basado en la correspondencia entre las prestaciones garantizadas y el monto del financiamiento, a fin de asegurar la sostenibilidad del Sistema Dominicano de Seguridad Social.

jueves, 1 de marzo de 2012

SINTESIS HISTORICA DE LA SEGURIDAD SOCIAL


El Prócer de la Independencia y la integración latinoamericana Simón Bolívar, en el discurso de Angostura (15 de febrero de 1819) dijo:

"El sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política".

Las Ideas de Simón Bolívar fueron expresadas 62 años antes que la Seguridad Social como tal hiciera su aparición en el mundo.

No le había llegado su tiempo a las ideas del Libertador, pero fructificaron y fueron denominadas según él lo había adelantado.

La Seguridad Social como tal nace en Alemania como producto del proceso de industrialización, las fuertes luchas de los trabajadores, la presión de las iglesias, de algunos grupos políticos y sectores académicos de la época. Primeramente los trabajadores se organizaron en asociaciones de auto-ayuda solidaria, destacando las mutuales de socorro mutuo, las cooperativas de consumo y los sindicatos. Eran los tiempos en que Alemania era gobernada por el Káiser Guillermo II, como primer gran documento de compromiso social del Estado, se caracteriza el Mensaje Imperial, de 17 de Noviembre de 1821, anunciando protección al trabajador, en caso de perder su base existencial por enfermedad, accidente, vejez o invalidez total o parcial.
Impulsadas por el Canciller Alemán Otto Von Bismarck (el Canciller de Hierro) son refrendadas tres leyes sociales, que representan hasta hoy, la base del Sistema de Seguridad Social Universal:


                        Seguro contra Enfermedad. 1883
·                       Seguro contra Accidentes de Trabajo. 1884
                   Seguro contra la Invalidez y la Vejez.1889
·                     
Los resultados de la aplicación de este Modelo fueron tan eficaces que muy pronto es extendido a Europa y un poco más tarde a otras partes del mundo.
En 1889, en París se creó la "Asociación Internacional de Seguros Sociales". Sus postulados a ser temas relevantes en congresos especiales: en Berna en 1891; en Bruselas en 1897; en París en 1900; en Dusseldorf en 1902; en Viena en 1905 y en Roma en 1908.

En el Congreso de Roma se propuso además la creación de conferencias destinadas a conseguir la concertación de convenios internacionales, las primeras de las cuales tuvieron lugar en La Haya en 1910; en Dresden en 1911 y en Zurich en 1912.

En 1919, mediante el Tratado de Versalles, los líderes políticos del plante ponen fin a la Primera Guerra Mundial. Como producto de este histórico Tratado nace la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El Preámbulo de la Constitución de la OIT es muy rico en contenidos de protección social y sirve como pilar doctrinal y de política de la Seguridad Social.

Un segundo gran componente de la Seguridad Social es introducido desde Inglaterra por Sir W. Beberidge en 1942. Se conoce como el "Plan Beberidge", este contiene una concepción mucho más amplia de la seguridad social.

Tiende a contemplar las situaciones de necesidad producidas por cualquier contingencia y trata de remediarlas cualquiera que fuera su origen.

"Aliviar el estado de necesidad e impedir la pobreza es un objetivo que debe perseguir la sociedad moderna y que inspira el carácter de generalidad de la protección".

Este segundo componente fue adoptado por países europeos y se procuró extender a América Latina y otras partes del mundo.

En 1944, la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo congregada en Filadelfia presenta la Declaración de los fines y objetivos de la OIT y de los principios que debieran inspirar la política de sus miembros, en su Título III establece …"La Conferencia reconoce la obligación solemne de la Organización Internacional del Trabajo de fomentar, entre todas las naciones del mundo, programas que permitan:

- extender medidas de seguridad social para garantizar ingresos básicos a quienes los necesiten y prestar asistencia médica completa".

La Seguridad adquiere tal relevancia que aparece en 1948, como parte integrante de la Declaración de los Derechos Humanos.